Andy's Stories
Un espacio para contar la historia de Andy: Un chico Bisexual Solitario, Confundido y Decepcionado.

Amor Virtual: El desenlace

2/16/2011 11:13:00 a. m.
Andy asistió con la psicóloga del colegio y aunque eran muy esporádicas las sesiones, el sintió que estaba superando todo aquel tormento. Al mismo tiempo el seguía con la relación de noviazgo con Jael pero con el tiempo se percató de que no podía seguir con una relación así, en la que solo charlaban pero nunca se veían, entonces optó por proponer que se conocieran, que debían verse para conocerse y así hacer más fuerte su relación que llevaban.

Jael aceptó gustoso conocer a su amor y fijaron la fecha del encuentro. Ambos estaban muy emocionados y esperaban ansiosos aquel viernes en el que por fin se conocerían personalmente. Andy, nervioso solo pensaba en ese momento y se imaginaba conocer a su novio, hablar con él, abrazarlo y tal vez darle aquel primer beso que ninguno de los dos había dado en su vida. Sin embargo, muy en el fondo de esa ilusión se guardaba el verdadero sentimiento hacia Jael que no era precisamente Amor.

Andy sabia que no amaba a Jael, solo sabia que lo quería mucho, que disfrutaba de sus charlas y que tenían muchas cosas en común. Andy sabia todo lo anterior, sin embargo se mintió así mismo, creyó que aquello era Amor, un amor tan grande que nadie iba a poder romper y prometió a Jael cuidar de él. Con unas palabras le hizo la siguiente promesa: "Puedes contar conmigo para lo que sea, yo siempre estaré ahí, a veces tal vez no pueda darte un consejo pero al menos sabrás que tienes a alguien con quien desahogarte... "

Pero Andy no sabia que tarde o temprano la verdad siempre surge de entre las tinieblas.

El ansiado viernes llegó, la hora de la cita seria a las 10:30 am en un parque de la cuidad, Andy como siempre, asistió a sus clases y al salir se dirigió al lugar indicado en donde se encontraría frente a frente por primera vez con Jael. Pasaron 10 minutos y Jael no llegaba, Andy comenzaba a ponerse muy nervioso e inquieto, sin embargo en unos segundos vio que un chico se acercaba a él y supuso que era Jael.

Nerviosos ambos, se conocieron, cruzaron unas cuantas palabras, comenzaron a caminar y platicar de sus vidas. Andy jamás lo trató como un novio. En primer lugar porque se sentía incomodo, sus prejuicios y el miedo a la sociedad le impidió por lo menos tomarle la mano a Jael.

La lluvia empezó a caer fuertemente sobre la cuidad y aquellos novios tuvieron que huir de ella, empapados llegaron a un supermercado a protegerse de la lluvia. Siguieron platicando y después tuvieron que despedirse. Jael acompañó a Andy hasta la terminal de autobuses con la intensión de besar por primera vez a su novio pero Andy aunque intuyó la intención de Jael no dio motivo para ese momento.

Andy estaba asustado, nervioso, confundido, no sabia que hacer, no sabia que sentía hacia Jael. Pero algo si tenia muy presente y era que no le había gustado Jael y que tenia que terminar aquella relación de novios que habían iniciado. Y así fue, al otro día platicaron por msn y aclararon que se habían dado cuenta que lo que sentían no era amor y que era mejor terminar como novios y seguir como amigos, como los mejores amigos y que si mas adelante sentían amor realmente, lo volverían a intentar.

Pasó un tiempo, tres semanas para ser exacto, Andy seguía con sus terapias, superando sus miedos, sus prejuicios y demás complejos, de igual manera seguía en contacto con Jael con la esperanza de que en un tiempo cuando Andy estuviera completamente libre de complejos podría regresar con Jael y amarlo como nunca. Pero la sorpresa que se llevó cuando Jael le confesó que ya tenia 2 semanas que estaba saliendo con otra persona y que hasta relaciones intimas ya habían tenido. Andy sintió lo peor y entendió que había perdido a Jael para siempre.

El tiempo siguió su curso, Andy sigue deprimido, sin salir ni conocer chicos, ni iniciar una relación con alguien. Jael por su parte ha tenido varias relaciones, y ahora se dice ser todo un experto en las artes del amor. Quien diría que dos personas tan diferentes un día creyeron amarse como nunca, pero el destino puso a cada quien en su propio camino. 

La amistad entre Jael y Andy sigue, Jael cuenta sus aventuras a Andy, él... él solo reflexiona y a veces envidia, calla y pone una cara de felicidad por su amigo.
Read On 4 comentarios

Amor Virtual: La Confesión

10/21/2010 05:10:00 p. m.
Quien se enteró primero fué Abril, la hermana de Andy. Y es que tanta felicidad no podía ser ocultada, las personas alrededor de Andy pudieron darse cuenta que de pronto él había cambiado, ahora él era más alegre, tenia una sonrisa que no podía disimular. Abril intuía que su hermano estaba de novio, pero lo que no imaginaba es que lo fuera con un chico.

Abril expresó una indirecta hacia Andy que éste captó de inmediato, su hermana sospechaba que tenia una relación y quería que como buenos hermanos contara sus alegrías con ella. Así que Andy aceptó que tenia una relación sentimental con alguien de la cuidad y Abril entonces se llenó de alegría al saber que su hermano al fin salia con una chica por lo que comenzó a hacer las preguntas típicas ¿Como se llama? ¿Cuantos años tiene? ¿Es linda, guapa, inteligente? Andy guardó silencio, se llenó de pánico, había llegado la hora de que su más intimo secreto saliera a la luz.

Abril insistió en saber como era ella y al no recibir respuesta comenzó con bromas y sarcasmo. Sin querer, ella lanzó una pregunta, que más que pregunta era una broma: "¿O es un chico?". Andy al escuchar aquello sintió una gran vergüenza que no pudo ocultar, se quedó en silencio y sólo bajó la mirada expresando casi como en susurro un sí, el si que más trabajo le había costado decir en toda su vida. Abril no dijo nada. La expresión de sorpresa en su rostro jamas la podrá olvidar Andy. Hubo un gran silencio entre ellos dos, Abril no supo que decir, se decepcionó mucho de su hermano.

Tomó mucho tiempo para que Abril pudiera sopesar todo y al fin brindar un poco de apoyo a su hermano. Andy explicó todo lo que sentía por Jael a su hermana, ella lo comprendió y apoyó. Sin embargo, las cosas no terminaban ahí todavía. Aun faltaba que la madre de Andy supiera aquel secreto que lo atormentaba tanto. Aunque tanta culpa estaba afectándolo, comenzó por sentir temor a decir quien en verdad era, comenzó a tener mucha angustia y vergüenza, no podía dormir, no estaba de buen humor, se la pasaba en su recamara y no hablaba con muchas personas, estaba distraído y comenzaba a descuidar sus estudios. Su único consuelo era saber que a la hora indicada tenia una cita por el chat con el amor de su vida, el cual lo apoyaba mucho y consolaba.

Andy llegó a su limite, ya no podía soportar más aquella angustia que lo atormentaba a cada momento de su vida y un día, entre llanto y desesperación confesó todo a su madre. Confesó que era Homosexual y que estaba saliendo con un chico. La escena que pasó en aquella habitación prefiero no describirla pero Andy se sintió mucho peor de haber confesado su secreto pues se percató que había dañado a su familia, que ahora su madre sufría por él y se arrepintió mil veces de haber dicho su preferencia sexual, se culpó por ser como era, su tormento se incrementó mucho más y quiso morirse para acabar con todo.

Jael en todo momento apoyó a Andy y se sentía orgulloso de él por ser tan valiente y enfrentar a su familia al confesar su preferencia sexual. Seguían como todos los días citándose a la misma hora en el chat y platicaban de todo, sin embargo, Andy no estaba tranquilo, no sabia lo que le sucedía. 
Y es que poco a poco Andy fue sumergiéndose en una depresión y el no se dio cuenta.

El tiempo pasó y llegaba la hora de encontrarse por fin, después de tanto tiempo, aquellos enamorados que un día cruzaron su camino por la red y se amaron como nunca. Pero el destino les tenia reservado algo con lo que no contaban y que cambiaría sus vidas para siempre.

Continua...
Read On 2 comentarios

Amor Virtual

10/13/2010 12:45:00 a. m.




En medio de la tempestad en la que vivía sumergido Andy, distinguió un destello de luz que le dio esperanza y un poco de felicidad. Sin embargo aquella luz fue como una estrella fugáz, que sólo se les ve brillar por un instante y después se pierden en la misma obscuridad que las vio nacer.
Esta es la historia de un amor que surgió en lo más profundo de los conductos de fibra óptica que conectaban a Andy al mundo virtual: La gran Red... Internet.



A sus 21 años de edad, Andy no podía entender el porque de su necesidad de tener un acompañante varón, no entendía porque sentía que le hacia falta algo que no podía definir y lo confundía con la necesidad de encontrar un amigo o de tener un padre o un hermano mayor. Los dos últimas opciones eran imposibles, así que sólo le quedaba la opción de buscar un amigo y comenzó su ardua búsqueda. Como era de esperarse, Andy, recurrió a la herramienta que estaba de moda... Internet. Creó una cuenta de mensajería instantánea y agregó a muchos chicos que cómo él buscaban amigos.

Pero las cosas no serian tan fáciles para Andy, su búsqueda terminaría frustrada y de pronto todo comenzó a entender sentido. Y es que cada vez que Andy iniciaba una charla virtual terminaba hecho pedazos pues los supuestos chicos que buscaban amigos en realidad buscaban sexo o una relación amorosa. Fue entonces que Andy comenzó a sospechar que tal vez él no necesitaba a un amigo sino que necesitaba a una pareja. Andy se hizo mil preguntas del porque él era así, también se formuló mil teorías, se atormentó demasiado, buscó y buscó respuestas por la red, pero cada vez que encontraba una respuesta surgían cientos de preguntas mas. Al final, cansado de buscar, Andy tuvo que aceptar tal descubrimiento, su homosexualidad, sin embargo se prometió así mismo que seria su más grande secreto y que nadie se enteraría.

Una mañana, Andy terminaba un proyecto final para el colegio, se encontraba también "online" en su cuenta de mensajería instantánea y de repente, en la pantalla de su ordenador, una nueva ventana surgió. Era una charla virtual que alguien en algún lugar del mundo habia iniciado con Andy. Las preguntas fueron las mismas, las respuestas también, era una simple conversación de dos personas que acaban de conocerse, pero en esta ocasión la lujuria y el morbo no estaban presentes. Eso le reconfortó a Andy y creyó que había encontrado al fin a su mejor amigo.

El chico era de la cuidad, 17 años, de nombre: Jael, estudiante de preparatoria, buen tipo, buenos sentimientos, buena personalidad, mente aparentemente centrada. Era todo lo que Andy andaba buscando y se alegró de haberlo encontrado.

Las charlas siguieron todos los días, Andy y Jael eran ya muy buenos amigos, se contaban sus problemas, se ayudaban mutuamente y siempre que terminaba la charla virtual, Andy terminaba con una sonrisa y con una alegría que lo hacia ver las cosas desde otra perspectiva. Así pasó tiempo, y aunque Andy no conocía a Jael ni en fotografía, comenzó a percatarse de algo muy extraño que estaba surgiendo en su corazón... Andy comenzaba a sentir un cariño muy grande hacia Jael, un cariño que Andy no podía explicar y que iba mas allá de la amistad. Temeroso y con vergüenza, en una ocasión, mientras como todos los días a la hora indicada charlaba con Jael,  Andy se atrevió a contarle de aquel sentimiento que había nacido en él. Explicó con detalle todo aquello que para Andy era desconocido pues era la primera vez que sentía aquello por un amigo.

Jael leyó cada una de las lineas de texto que iban apareciendo en su pantalla y sintió estremecerse, sintió alegría y entendió que aquello que Andy sentía por él no era mas que Amor. Así que confesó que él también sentía lo mismo cada vez que charlaban y que en ese preciso momento él sentía su corazón latir con mucha fuerza y sus manos temblar. La charla prosiguió de esa manera. Andy, confundido por lo que sentía, pidió a Jael que siguieran siendo amigos y que si más adelante las cosas seguían así, tal vez, podían iniciar una relación mas estrecha, más intima. 
Jael estuvo de acuerdo y cuando terminaron de charlar, se despidieron como siempre y se prometieron encontrarse a la misma hora el día siguiente.

Como todos los días, ambos volvieron a encontrarse, comenzaron a charlar y así prosiguieron durante días hasta que... un día se percataron que sus charlas no eran las mismas y que parecía que las charlas ahora eran de dos personas enamoradas, pues ademas de contarse todo entre ellos, ahora había palabras de cariño, palabras de amor que inconscientemente surgían y que ninguno de los dos se había dado cuenta. Y entonces, ese día decidieron darse una oportunidad y comenzar con una relación de noviazgo.

Quien tomó la iniciativa fue Andy, que con miedo y nerviosismo pidió a Jael si quería ser su novio, su primer novio. Cuando Jael leyó aquello en su pantalla, se quedó atónito, después lo inundó una inmensa alegría y cuando por fin pudo recuperarse de aquella sorpresa contestó con un sí que tanto anhelaba dar, pues también para Jael iba a ser su primera relación amorosa, su primer noviazgo. Ese día, Andy fue inmensamente feliz. 

Inocente Andy, amaba a alguien a quien no conocia en persona, mucho menos en fotografía, pero pronto la razón vence al corazón y Andy se dio cuenta un día que lo que sucedía iba mas allá de lo que alguna vez pudo imaginar, tuvo miedo, sintió también dudas, dudas sobre lo que supuestamente él sentía hacia Jael y se cuestionó sobre aquello. Ciego de amor y felicidad, Andy decidió esta vez no hacerle caso a la razón y prefirió seguir con aquella relación hasta sus ultimas consecuencias, decidió hacerle caso al corazón.




Atormentado por lo que se avecinaba en su futuro y como cualquier joven enamorado, quería hacer las cosas de prisa. Planeó muchos proyectos, tuvo sueños grandes en los que Jael estaba incluido, pero un día... un día Andy se percató que lo que sentía por Jael era mal visto por la sociedad y que no podrían ser felices, que siempre tendrían que ocultarse y aparentar que entre ellos dos no había mas que una gran amistad. Tuvo miedo, mucho miedo, se aterrorizó al darse cuenta como las personas como él y Jael eran discriminadas, insultadas, utilizadas para burlas y demás cosas denigrantes, tuvo temor, pero aún con aquel miedo, el amor que sentía, las ilusiones que tenia lo hacían ser fuerte y capaz de luchar por defender su amor.

La primera lucha a muerte por superar era con su propia familia, aquellas personas con las que había vivido toda su vida muy pronto se enterarían que habían sido engañadas tanto tiempo. Andy estaba dispuesto a confesar todo a su madre y a su hermana, confesar que estaba enamorado de una persona, enamorado de alguien de su mismo sexo, enamorado de Jael.


Continuará...
Read On 2 comentarios

Cambio de Domicilio

8/14/2010 10:03:00 p. m.


Una vez más escribo una historia llena de dolor, desesperación, lágrimas, tragedia. Hoy les contaré la triste historia que imprimió en el alma de Andy la hosquedad incurable de un encuentro con la injusticia social. Hoy conocerán la más amarga anécdota de cuando el huracán de la ley arrojó de su hogar a Andy y a su familia.

Fue un 3 de Julio, un día que nació como cualquier otro; con una mañana esplendorosa y un sol que iluminaba cada rincón de la recamara de Andy, él despertó, se levantó, se arregló, desayunó y se dirigió a su colegio a tomar sus respectivas clases. Era un día normal para casi todos, excepto para un grupo de judiciales, un abogado, y el padre de Andy, pues tenían entre manos cometer la peor injusticia jamás imaginada por los familiares de Andy.

Cuando Andy salió del colegio y se dirigía a su casa, el cielo lloraba tanto que solo se podía tener visibilidad a escaso metro y medio de distancia, aun así, Andy, bajo la lluvia caminaba a prisa para no empaparse y llegar a su hogar que durante 18 años había sido su refugio, su guarida, su protección, sin saber que en unos instantes se enteraría de la peor noticia que en su vida le hayan dado.

A las 5:00 pm Andy llegó a la puerta de su casa, la encontró abierta y vio un camión de modelo muy atrasado estacionado frente a ella, cuando Andy se adentró en aquella puerta pudo percatarse de que había muchas personas: algunas conocidas, algunas desconocidas, algunos uniformados y con armas de alto calibre, algunos vestidos de civiles y entre ellos pudo reconocer el rostro de su tío quien lo miró con una expresión de tristeza. Para Andy todo era extraño, no entendía nada pero cuando cruzó el patio y entró a su casa, lo entendió todo.

Andy vio a su madre totalmente devastada, con lágrimas en el rostro y con una expresión de desesperación, coraje, indignación e impotencia. Andy también vio que a lado de su madre se encontraban varias personas vestidas de traje y con papeles en mano, fue entonces cuando de sus labios salió la más lógica pregunta... ¿Que sucede? A lo que su madre contestó soltando el llanto "Nos han quitado la casa, nos están sacando" y entonces... Andy se quedó sin palabras, en un momento entendió todo y también sintió que el mundo se le venia encima en un instante.

Fue hasta que uno de los que estaban vestidos de traje se dirigió a Andy y le preguntó: ¿Quien eres? Fue ahí, en ese preciso instante que Andy reaccionó y en su interior sintió toda clase de sentimientos, algunos malos, otros buenos y fue ahí cuando Andy supo que decir y que hacer, entonces se acercó a su madre y le preguntó ¿Que va a pasar con todas nuestras pertenencias? y su madre contestó "Podemos llevárnoslas" y Andy entendió lo que tenia que hacer: Tenia que rescatar todo aquello que pudiera pues el tiempo se les terminaba, sólo tenían hasta las 7:00 pm para sacar todas las pertenencias que pudieran, después de esa hora, las puertas se cerrarían y no volverían a entrar jamás a lo que hasta hace unas horas era su casa.

Y Andy se apresuró, lo más rápido posible, dejando atrás el dolor que sentía, dejando atrás la indignación y dejando atrás las ganas de clamar y pedir una respuesta a una pregunta que le gritaba en su interior: ¿Qué voy a hacer ahora?, todo eso dejó atrás y se centró en buscar la manera de rescatar lo mas que pudiera de aquellas pertenencias que durante 18 años había reunido y que consideraba su propia vida. Pero una suplica de su madre le interrumpió su cometido, y es que la lluvia no cesaba y en el interior que aquel carro de modelo atrasado que yacía estacionado en la puerta de aquella casa se encontraba una parte de esas pertenencias, las cuales en ese momento estaban completamente mojadas por la lluvia que parecía no se detendría jamás. Y la madre de Andy suplicaba consiguiera algo, algo con que cubrir aquellas cosas y éstas no se mojaran, no se arruinaran.

Andy no sabia que hacer, en un instante se le cerró el mundo y no tenia ni la más remota idea de donde iba a sacar ese algo que protegería de la lluvia aquellas pertenencias que cada vez que avanzaba el tiempo se iban poco a poco arruinando con las aguas que caían del cielo. Y Andy miró a su tío y le pidió consiguiera con que cubrir aquellas cosas, y su tío respondió con una voz de impotencia que ese algo ya estaba en camino y que pronto llegaría. Andy se tranquilizó un poco y siguió recogiendo todo lo que podía, siguió empacando las cosas en cajas de cartón y bolsas negras de plástico y parecía que cada cosa que empacaba lo separaba poco a poco de lo que alguna vez fue su hogar.

Los minutos avanzaron y aun faltaban muchas cosas por recoger, Andy pidió ayuda a una mujer que lo había apoyado mucho aunque esta mujer sintiera por él un amor inmenso y obsesivo, aun así, Andy le pidió ayuda y después de muchos minutos llegó esta mujer, él la miró con mucha desesperación y no tuvo que expresar palaba alguna para que aquella mujer entendiera lo que sucedía y lo mal que Andy se sentía. Poco después llegaron algunos alumnos de Andy, pues en ese entonces él trabajaba de maestro en un bachillerato, llegaron aquellos alumnos que apreciaban a Andy y llegaron a ayudarle.

Y el drama comenzó, comenzó cuando la hermana de Andy cruzó la puerta y vio todo lo que sucedía, aquella chica de carácter fuerte gritaba desesperada, gritaba y maldecía a los que fueron cómplices de esa injusticia, gritó tanto que tuvieron que calmarla y entonces… soltó en llanto. Fue tal el drama que ocurría que los mismos uniformados estuvieron a punto de llevarse detenida a aquella chica que lo único que hacia era sacar su dolor.

Los minutos siguieron avanzando, y todavía quedaban muchas cosas por rescatar pero la hora límite ya se acercaba. Todos los que ayudaban a Andy intensificaron el trabajo y se les podía ver salir corriendo con cosas en las manos que depositaban en los carros viejos estacionados en la calle. También se podía ver a los vecinos curiosos que lo único que hacían era hablar en secreto pero no ayudaban a aquella familia desesperada que estaba siendo despojada de su hogar.

Y la hora marcada llegó, y con ello llegó un primo del padre de Andy, quien también fue cómplice en esa conspiración, y llegó a cambiar las chapas de las puertas. La tensión creció, los ánimos se alebrestaban y los gritos se hacían más fuertes, los reclamos, los insultos, y entonces… las armas de los uniformados fueron mostradas y amenazaron a cualquier persona que ponía resistencia. Las cosas se calmaron un poco pero poco después llegó la noticia de que la hija de la amante del padre de Andy estaba rondando el lugar y había llegado para burlarse de la desgracia que la familia de Andy enfrentaba en esos instantes. Y la hermana de Andy enfureció y salió corriendo a enfrentarla, salió a defender el poco orgullo que les quedaba, y los gritos en la calle no se hicieron esperar y mientras las hermanastras se enfrentaban, la gente solo murmuraba.

Cuando las chapas fueron cambiadas, la injusticia social se ensañó de tal modo, que uno a uno, los familiares, amigos y ayudantes fueron expulsados de aquella casa. Algunos salieron por su propia voluntad, algunos más salieron amenazados por las armas y cuando Andy cruzó la puerta vio hacia atrás y pudo percatarse de que un canino estaba sentado en el patio mirando a Andy con tristeza, Andy lo reconoció, era su mascota. Aquel canino tampoco quería dejar aquella casa que también fue su hogar. Andy llamó al canino y éste se rehusaba a salir pero al final, cuando las puertas estuvieron a punto de ocultarle la luz de la calle el canino salió corriendo y se encontró con Andy.

En la calle, aun se podían ver cosas tiradas, cosas que todavía faltaba por empacar y los uniformados echaron estas cosas lo más lejos posible de las banquetas de aquella casa que ya había sido cerrada, con el pretexto de que esa casa ya no les pertenecía.
3 carros viejos sirvieron de mudanza, al igual que dos camionetas de carga, todos llenos de pertenencias tan preciadas para la familia de Andy, sin embargo, en el interior de la casa aun quedaron muchas cosas por rescatar.

Los camiones de mudanza arrancaron sus motores y Andy no tenia idea de en donde iban a parar esos carros, solo sabia que su casa había sido cerrada y que él jamás volvería a entrar. Y cuando los carros empezaron a avanzar salió de entre la multitud la hermanastra y cuando los vio partir soltó una carcajada mientras les gritaba “Adiós, que les vaya bien” con un tono burlesco y se podía ver con claridad el placer que sentía al hacerlo y también… la victoria misma.

Andy aun se quedó recogiendo de la calle las últimas cosas que quedaban y no quiso subirse al último carro que estaba por avanzar. Andy prefirió caminar y así lo hizo, tomó a su perro y avanzó tristemente hacia la casa de su tío, la casa que seria desde ese día su nuevo hogar.

Cuando Andy llegó a su nuevo hogar aun no terminaban de descargar los camiones, así que se incorporó a ayudar. Y mientras el sol se ocultaba se podía ver a Andy bajando cosas de los camiones y amontonándolas en un sitio para después cubrirlas de un posible aguacero que amenazaba caer. Cuando terminaron, la noche ya los cubría, cansado y sin ánimos, entro a su nuevo hogar a enfrentar un nuevo dilema: La madre de Andy se había puesto grave y las pocas personas que ayudaron ahora le daban ánimos y buscaban la manera de auxiliarla para que no sucediera lo peor… la muerte.

La jornada terminó a las 3 de la madrugada, la madre de Andy se recuperó, la familia se reunió y ya habían hablado de lo que harían de ahora en adelante y estaban cansados, era hora de dormir o por lo menos descansar un poco. Pero Andy no quería dormir, él quería gritar, llorar, sacar aquel dolor que sentía y que en ningún momento pudo hacerlo, él no quería llorar y que lo vieran devastado así que buscó un lugar en donde desahogarse pero no lo encontró. Ese día, Andy no pudo desahogarse.

A la mañana siguiente, cuando el sol volvió a irradiar, la familia de Andy se despertó y ahora se enfrentaba a ver el desastre que aquella injusticia había dejado. Poco a poco, una a una, fueron destapadas las cajas y viendo en su interior que muchas cosas se habían arruinado por la lluvia, poco a poco fueron acomodando las cosas que se habían salvado, poco a poco se fueron incorporando a su nuevo hogar, poco a poco fueron saliendo adelante olvidando lo que aquel 3 de Julio les había sucedido.

Los primeros meses fueron difíciles, el cambio repentino de hogar hacia que se sintieran extraños, los problemas económicos se intensificaron, los problemas legales también llegaron, los rumores de la gente eran hirientes. Aun así, ellos siguieron luchando, defendiendo sus derechos. Visitaron diversas instituciones pero en todos lados les daban la misma respuesta: “Lo sentimos mucho, pero ya no se puede hacer nada”. Y después de tanto buscar respuestas y ayuda y al ver que todo era en vano decidieron abandonar todo e iniciar una nueva vida.

Andy en todo momento no derramó lagrima alguna, por el contrario, él tenia los pies sobre la tierra y podía darse cuenta realmente de lo que sucedía, ayudaba, buscaba la manera de traer dinero a su familia, de darles ánimos, de involucrarse en los trámites legales. Andy se tragaba su dolor y no tuvo a un amigo a su lado que lo apoyara, que lo acompañara, que lo aconsejara o por lo menos, que le permitiera desahogarse como el lo deseaba.

Y después de la desgracia, Andy fue juzgado por la gente que solo presenció aquella desventura y solo se dedicaba a murmurar, fue juzgado por su manera de actuar. La gente decía que Andy adoptó una actitud errónea, pues en ese momento Andy debió defender a su familia, debió ponerse violento, debió golpear a los abogados y judiciales que estaban presentes, debió ir a matar a su padre o por lo menos golpearlo también.

Andy sólo hizo lo que el pensó que era correcto, ponerse violento en ese momento sólo agravaría mas las cosas, pero para la gente Andy se había equivocado y lo juzgaban por eso, y lo culparon de cobarde. Andy, cada vez que escuchaba esos comentarios no decía nada pero en su interior sentía mucha tristeza y frustración y poco a poco Andy fue decayendo, prefería no salir a la calle, prefería que nadie lo viera… y se encerró en sí mismo, se aisló y poco a poco fue adquiriendo una tristeza que día a día invadía su corazón, la tristeza de saber que no pudo defender a su familia como debía le hizo obtener un miedo a enfrentar la vida que años después terminaría en una depresión que lo llevaría a visitar a un psiquiatra.

Con el tiempo Andy perdonó a su padre por lo que les hizo, actualmente no le guarda rencor, sin embargo, cuando lo llega a encontrar de frente, para Andy, su padre, es un completo extraño al cual ni el saludo le dirige.

Aquella desgracia marcó a Andy para siempre, pero lo que más lo marcó fue el hecho de que en ese momento tan difícil no hubo nadie que se preocupara de cómo se sentía, no hubo nadie con quien pudiera desahogarse, no tuvo la oportunidad de llorar y sacar aquel dolor que le hizo tanto daño. Una vez más, en los momentos de desesperación, Andy se dio cuenta de que estaba completamente solo.

¡Oh desgracia de Andy! ¿De donde saca él fuerzas para aguantar tanto dolor? Nadie lo sabe, algunos creen que es su orgullo, otros mas creen que es su arrogancia, yo creo que es su instinto de supervivencia. Sin embargo son solo teorías pues nadie conoce realmente lo que Andy siente en su corazón. Andy es un chico extraño, no fácilmente da a conocer sus sentimientos. Andy es temeroso, es desconfiado, pero muy adentro, Andy posee un gran corazón que lo hace ser extraordinario.
Read On 5 comentarios

Un Amor Imposible: Final

8/05/2010 05:36:00 p. m.
Después de la confesión, Andy le dio un obsequio a Axel y se retiró como si nada hubiera sucedido. Sin embargo, en el camino de regreso a su casa, Andy solo pensaba en el tiempo que había perdido, en todo lo que había sufrido y todo lo que había hecho para estar junto a una persona a la que amaba con todas sus fuerzas pero que esa persona jamás le correspondería, y peor aún ni siquiera se preocupaba por él.

Y entonces Andy al llegar a su casa se encerró en su recámara y lloró en silencio, lloró con todas sus fuerzas, se sentía enteramente culpable de haber dejado crecer aquel sentimiento hacia Axel y que Andy nunca pudo controlar, y ahora, su mas intimo secreto había sido confesado a la persona que juró jamas revelar. Se sentía avergonzado por lo que había dicho y se sentía destrozado por haber comprobado algo que desde un principio era verídico: Axel era un chico que le gustaban las chicas y nunca se fijaría en Andy.

Toda esa tarde Andy lloró y sacó su dolor, después el sueño lo invadió y despertó a la mañana siguiente sintiéndose avergonzado, le atormentaba el pensar que ahora había alguien que sabia su secreto y que tal vez pronto todos los alumnos del colegio se enterarían y Andy seria señalado, juzgado, discriminado. Sin embargo, Andy se sentía fuerte y dispuesto a enfrentar los posibles insultos, así que se levantó y como si nada se presentó al colegio.

Los primeros días en el colegio fueron para Andy un reto muy complicado que superar y mas porque aun compartía clases con Axel. Cuando los dos se encontraban de frente se sentían incómodos y ni siquiera se miraban a los ojos y eso muy dentro del corazón de Andy dolía un poco, así que un día encaró a Axel y le preguntó si le incomodaba que siguieran siendo amigos. Axel dijo que no, sin embargo las acciones de éste fueron muy obvias y Andy entendió que las cosas ya no podían ser igual.

Andy se alejó de Axel y aunque sus amigas lo cuestionaban del porque ya no era amigo de Axel, él nunca les dijo la razón de su alejamiento. Andy se hizo fuerte, decidió no sufrir más por algo imposible, se prometió no llorar jamas por alguien que no lo valorara y buscó la manera de matar aquel sentimiento que aun hacia latir su corazón con fuerza.

El tiempo pasó y la relación entre Axel y Andy se remitía a un escaso saludo; únicamente cuando sus amigos y amigas estaban presentes. Andy cambió de mundo, de amistades, se centró en sus propias actividades y pronto encontró una razón que lo mantenía ocupado, apasionado y lo más importante: Alegre. Pocos meses después, Andy se enteró de una noticia que le volvió a afectar: Axel estaba de novio con una chica.

Aquella noticia desestabilizó a Andy y cometió el error de mandarle una carta a Axel deseándole lo mejor en su relación, que fuera feliz y que si algún día necesitaba a un amigo Andy estaría ahí para apoyarlo y ayudarlo. Axel nunca contestó la carta y Andy lo entendió.

En la fiesta de cumpleaños de Andy que sus amigas organizaron, Axel se presentó, sin embargo, Andy no hizo nada y se remitió a tratarlo como a un invitado más. Andy ya no quería sufrir, Andy lo único que deseaba era olvidar el amor que sentía por Axel y volver a ser feliz sin tener que amar a una persona. Quería ser libre, libre de Axel.

El fin de cursos llegó y la ceremonia de graduación amenazaba con volver a reunir a todos los alumnos que egresaban en un mismo lugar, Andy simplemente no quería encontrarse con Axel, el tiempo que había pasado sin verlo le había ayudado para casi olvidar lo que sentía por él. Andy no quería presentarse en la ceremonia, ni asistir a la cena y viaje de graduación.

Andy tenia otro tipo de vida, había encontrado un trabajo temporal, ahora hacia deporte que lo mantenía despejado, se concentraba en sus nuevas rutinas y daba lo mejor de él. Andy estaba cambiando y los cambios incluían a las personas con las que se relacionaba, los nuevos amigos que había hecho y las nuevas experiencias que tenia.

El día de la ceremonia de graduación, Andy no tuvo otra opción mas que presentarse. Renuente y temeroso llegó a la hora prevista, tomó su lugar, y con la mente en blanco permaneció ahí mientras el evento seguía su curso. Los recuerdos llegaban a su mente mientras el evento avanzaba. Andy recordó sus días en el colegio que ahora llegaban a su fin y recordó además los buenos momentos que pasó a lado de Axel y también, todo lo que sufrió por ese amor imposible que un día toco la puerta de su corazón. 

Cuando llegó el turno de que Andy pasara al estrado a recibir su diploma sintió miedo, sin embargo, con la cara en alto subió, y con un aire de arrogancia dio las gracias y volvió a su lugar. Después del evento, Andy pretendía salir huyendo lo mas rápido posible de aquel lugar para evitar encontrarse con Axel y su novia.

Pero el destino se interpuso en los planes de Andy y justo cuando estaba a punto de cruzar la puerta Andy miró al frente y vio a Axel tomado de la mano de su novia. Andy se quedó perplejo y no supo que hacer.
Axel se acercó a él, lo miró y sonrió, se saludaron, se felicitaron y se dieron un abrazo.

Axel pidió a Andy que se tomaran una fotografía juntos, Andy asintió y fue la novia de Axel quien sacó esa fotografía en la que Axel y Andy quedaron plasmados para siempre en un abrazo y con una sonrisa dibujada en ambos rostros que hacia parecer que dos grandes amigos se habían reencontrado después de mucho tiempo de no verse.



Desde entonces Andy no ha vuelto a tener contacto con Axel. Y a veces Andy recuerda todo lo sucedido, su corazón se llena de nostalgia al saber que perdió a un amigo por un amor que fue y será para siempre imposible. Y una lagrima quiere rodar de los ojos de Andy pero la detiene pues la promesa de no llorar jamás sigue presente día a día en su mente y en su corazón.

Que esta historia quede como testimonio de que cuando un amor es imposible nada ni nadie puede cambiar el destino que se tiene para los que se enamoran.

Un saludo a mis seguidores, gracias por sus comentarios. 
Pronto, pronto vendrá una historia más.
Read On 6 comentarios

Un Amor Imposible

8/04/2010 04:54:00 p. m.

En esta ocasión les contaré una de las tantas historias tristes de desamor que Andy protagonizó. Y es que cuando el amor es un imposible puede traer mucho sufrimiento a la persona que se enamora. Eso le sucedió a Andy...

Andy tenia en el colegio varias amigas y aunque él no socializaba con muchos chicos si tenia algunos amigos hombres con los que compartía sus clases y con los que tenia una relación de compañerismo. Uno de esos amigos era Axel con el cual Andy se sentía en cierta confianza pues eran parecidos en el ámbito intelectual, social, en la forma de pensar y actuar.

Andy compartía la mayoría de clases con Axel y hacían equipo para las tareas, ambos se buscaban al termino de la clase y salían juntos del salón, se acompañaban cuando alguno de ellos tenia que ir a realizar tramites al departamento escolar y se apoyaban mutuamente. Durante los primeros años del colegio Andy y Axel forjaron una relación de compañerismo muy estrecha y Andy empezó a considerarlo uno de sus mejores amigos.

Pero el destino es muy injusto en ocasiones y la vida de Andy pronto daría un giro completo que le ocasionaría mucho sufrimiento. 

Andy fue tomándole cariño a Axel, lo vio como su mejor amigo, casi como un hermano y después... Después Andy se enamoró de Axel. 

Silenciosamente Andy amaba a Axel con un amor puro y sincero; sin ninguna mancha de deseo y lujuria, simplemente un amor y unas ganas de compartir con Axel toda su vida. Andy desde un principio se percató que lo que sentía por Axel era un imposible y ahí comenzó su más grande sufrimiento que en la vida haya experimentado. Andy se prometió que nadie se enteraría de aquel sentimiento tan noble que sentía y que jamás se atrevería a confesárselo a Axel.

Andy sufría todos los días al ver que su amado jamas le correspondería pero lo que más le dolía era que tenia que callar aquel amor que crecía con el paso de los días. Sin embargo, Andy disfrutaba de cada momento que permanecía junto a Axel en el colegio. Andy cuidaba de Axel, siempre estaba atento de lo que le sucedía, siempre lo ayudaba, siempre buscaba la manera de estar junto a él, con él único fin de sentirlo cerca, admirarlo, aspirar su aroma y soñar con que algún día estarían juntos para siempre.

Y el destino una vez mas fue tan cruel con Andy e hizo que Laura se cruzara en el camino de Axel y que éste se enamorara perdidamente de ella. Andy sintió que perdía a Axel y quiso aferrarse a él pero todo era inútil, Axel estaba loco por Laura. Entonces Andy se dejó inundar por la decepción y tristeza que su corazón sentía cada vez que veía juntos a Axel y Laura.

Andy lloraba en silencio por las tardes y se lamentaba por sentir lo que sentía hacia Axel. Había días enteros en los que las lagrimas de Andy rodaban de sus ojos y las ganas de vivir se le escapaban como aquella sonrisa que alguna vez se dibujara fuerte y radiante en su rostro. Andy se volvió nostálgico, la tristeza y soledad lo acompañaban todos los días, a cada instante, a cada segundo de su miserable vida. Andy se alejó de sus amigos y se refugió en su dolor para que nadie se burlara de que sentia un amor inmenso hacia una persona de su mismo sexo.

Cada día que nacía, Andy despertaba sin ganas de vivir, sin ganas de sentir aquel amor hacia Axel. Perdió las fuerzas, descuidó sus estudios, se quedó sin amigos, se sentía tan inferior que prefería encerrarse en su recamara y no salir a distraerse a la calle. 
Andy entró en depresión, y tuvieron que sedarlo para que se tranquilizara y no cometiera un atentado contra su propia vida.

Y mientras todo esto sucedía, Axel luchaba y sufría por Laura y ni cuenta se dio de que su amigo sufría. Laura no le correspondía a Axel pero él sentía la necesidad de estar con ella y aunque varias veces le confesó su amor, Laura simplemente no le interesaba salir con Axel. Y Axel sufrió por Laura, se volvió desconfiado y lo invadió la tristeza.

Andy se recuperó un poco y siguió adelante y al ver que Axel se encontraba triste y desconsolado se acercó a él como un buen amigo para preguntarle la razón de su tormento. Axel confesó que sufría por Laura y que él sentía un amor infinito hacia ella, pero que ella sólo había estado jugando con sus sentimientos. Andy escuchó toda la confesión y parecía que cada palabra que expresaba Axel era una espina que se clavaba en su corazón. Sin embargo, aun con el corazón destrozado por escuchar esa confesión, Andy aconsejó a Axel y lo ayudó en todo lo que pudo, incluso habló con Laura para pedirle que le diera una oportunidad a Axel. 
Andy lo único que deseaba era que Axel fuera feliz y que no sufriera, aunque esa felicidad implicara que Axel no estuviera a su lado.

El tiempo pasó y un día Andy despertó con la firme intención de acabar con todo ese sufrimiento y entonces tomó la decisión de confesarle todo a Axel. Así que un día lo citó en la azotea del edificio escolar y aunque temblaba de miedo comenzó a expresarle aquel sentimiento que había nacido, que había tratado de evitar que creciera y que había jurado jamas revelarlo.

Axel escuchó atento la confesión que Andy le hizo y al terminar Axel no expresó palabra de consuelo hacia Andy y lo único que logró decir era que no quería que la amistad terminara por aquello que Andy sentía por él...


Pero lo que Axel no sabia era que la amistad puede convertirse en amor, sin embargo, el amor jamas podrá convertirse en amistad.

Continuará...
Read On 7 comentarios

Iniciando

8/03/2010 03:44:00 p. m.


Hoy les contaré la primera historia sobre Andy, una de las tantas que se escribirán en este blog, que precisamente fue creado para perpetuar aquellas historias alegres, tristes, llenas de aventura, decepcionantes, llenas de dolor y sufrimiento, en fin, toda una vida sobre Andy quedará plasmada en este espacio.

Andy tenia un Blog, uno en el cual había sido un escape hacia sus sufrimientos, confusiones, reflexiones y demás cosas que todo chico desarrolla cuando se da cuenta que tiene una orientación sexual diferente a la de la mayoría de las personas. Un día, Andy cometió un error, un error que ocasionó que tomara la decisión de acabar con ese Blog que recién había cumplido un año de desahogos.

Todo comenzó cuando Andy por msn charlaba una tarde con un amigo y compañero de su anterior trabajo, la charla era amena: música y bromas, así que Andy que tiempo atrás había descubierto un Blog que contenía una canción que desde el primero momento que la escuchó se enamoró de ella, decidió compartirla a su amigo. Le dió el link del Blog que contenía aquella canción tan hermosa y su amigo quedó impresionado por la belleza de la canción.

Pero lo que Andy no sabia era que su amigo leería todo aquel Blog que acababa de compartirle y que descubriría un comentario de un chico que opinaba que aquella canción era una de las mas bellas y pedía, sino era mucha molestia que se le proporcionara el nombre de esa hermosura. Aquel amigo de Andy sospechó que el comentario que acabada de leer era de Andy y se puso a hurgar y descubrió el Blog que Andy guardaba celosamente en secreto.

El amigo de Andy le preguntó si era suyo aquel Blog y Andy respondió que no, buscó escusas y terminó la charla de la manera más sutil para que su amigo no sospechara que Andy estaba lleno de pánico porque alguien conocido leería sus mas íntimos escritos sobre sus sentimientos, decepciones, confusiones y frustraciones.

Entonces Andy buscó refugio en Gina, su única amiga en la cual confiaba todos sus secretos, sin embargo, Andy sólo recibió reclamos y burlas por parte de su amiga. Andy se sintió una vez más sólo, ahora no podía desahogarse en su Blog, pues había alguien que lo leería y entonces no dejaría ninguna duda de que ese Blog pertenecía a Andy. Asi que Andy se tragó su dolor y se puso a pensar en lo que haría con ese Blog que después de un año ya se había convertido en parte de su vida.

Después de 3 días de tormentos, Andy tomó la decisión de dar por terminado aquel Blog, era una decisión drástica pues eliminaría todo un año de escritos, y para Andy era como borrar una etapa de su vida la cual le había costado muchas lagrimas para poder superar. Pero la inteligencia de Andy fue mayor que la astucia de aquel amigo que había descubierto el Blog y entonces Andy descubrió la manera de desaparecer de la Web aquel Blog que contenía sus mas íntimos secretos pero sólo seria eliminado del alcance de aquel amigo curioso, sin embargo Andy seguiría teniendo acceso a su entrañable Blog.

Andy le cambió el nombre a su Blog, le cambió la ruta de acceso (URL), le cambió la plantilla, le cambió los datos de su perfil, Andy se cambió de nombre y le envió un correo electrónico al dueño del Blog que contenía  aquella canción tan hermosa para que eliminara el comentario que alguna vez Andy había publicado allí.
Fue así como Andy y su Blog desaparecieron silenciosamente de la Web.

Andy aun con su Blog escondido y resguardado publicó algunas entradas más pero lo que Andy no sabia era que al hacerle todos esos cambios a su Blog ocasionaría que se perdieran todos sus seguidores y lectores. Andy esperaba ansiosamente los comentarios de sus lectores pero estos nunca llegaron y entonces Andy se sintió totalmente solo y decidió guardar ese Blog y no volver a publicar nunca más una de sus tristes historias.



Ahora el destino ha decidido que sea yo quien escriba acerca de Andy y es por eso que he creado este blog el cual contendrá las mas intimas historias sobre aquel chico solitario, confundido, y decepcionado que alguna vez perteneció al mundo de la Blogosfera.
Read On 7 comentarios

La Música de Andy


Descripción del Autor

Mi foto
Introvertido, Superficial, Orgulloso y Arrogante, así es como en 4 palabras me describo. ¿Quieres saber más? Extraordinario, Diferente, Inseguro, Noble, Temeroso, Sentimental, Suspicaz, Inteligente, Comprensivo, Fiel a la Expectación, Aburrido... Mucho y nada a la vez.

Quienes Siguen las Historias